Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 11 de enero de 2013

el cine subterraneo

En el año 1913 se construye en Buenos Aires el primer subterraneo del mundo hispanohablante. El recorrido duraba dos minutos y unia la casa de gobierno con el congreso de la nacion. Cuatro anios mas tarde, dos artistas plasticos presentaron un original proyecto a la municipalidad: Consistia en pintar vinetas en las paredes del tunel por donde viajaba el tren, a la altura de las ventanas de los vagones. De esta manera, con el tren en movimiento, las vinetas se animarian, y se proyectaria una pequena pelicula, alli nomas, del otro lado de la ventana del tren. La municipalidad estudio el proyecto y lo aprobo por unanimidad. Buenos Aires estaba a la vanguardia tecnologica y artistica del mundo iberoamericano... Entonces el dia del “estreno” llego y fue un éxito de taquilla. Los habituales usuarios del tren subterraneo quedaron deslumbrados por la pelicula que se proyectaba como por arte de magia, del otro lado de las ventanas. Los curiosos no tardaron el llegar. La gente comenzo a viajar en subte para presenciar el original invento. Las salas de cine eran ya populares en aquella epoca, pero ver cine mientras se viajaba en tren debajo de la tierra era algo por demas de atractivo. La cola en la boleteria de la estacion Plaza de Mayo daba vuelta la esquina. Debido a esto el tren comenzo a funcionar mas temprano, y el ultimo servicio tambien se atraso casi dos horas. No fue la solucion, porque gente de otros barrios llegaba atraida por los relatos de los que habian vividos la experiencia... Gente de otras ciudades, de otras provincias se amontonaban en las boleterias... Aquel espectaculo audiovisual daba para mucho. Inmediatamente se introdujeron mejoras: Las vinetas se dibujaban en ambas paredes del tunel, primero a la derecha, luego a la izquierda y permitian jugar con el relato visual. Se contrato a la banda municipal y ellos le pusieron la banda de sonido a las peliculas subterraneas. Era cine sonoro y en technicolor a fines del mil novescientos diez... Pero habia gente que no estaba feliz. Los duenios de los cines de la superficie. El Sr. gaumont que era el presidente de la Union Cinematografos Argentinos llamo a una reunion secreta y junto a sus colegas tramaron una solucion a sus salas vacias... De repente varios de los pasajeros cinefilos comenzaron a desplomarse, con sintomas de los mas extranios: Convulsiones, alucinaciones, paranioa, perdida de la memoria. En el hospital los doctores llegaron a una severa conclusion: Aquellas proyecciones subterraneas, atentaban contra la sanidad mental: Uno podia volverse loco mirando cortometrajes animados a diez metros bajo tierra. Una explicacion muy ingenua para los tiempos que corren, pero no nos olvidemos que todo esto aquí narrado sucedió hace casi cien anios... La supersticion cumplia el rol que hoy en dia cumple internet. Esta claro que aquellos pasajeros con repentinas convulsiones asi como los doctores del hospital habian sido contratados por el Sr. Gaumont y los suyos... La gente se asusto, las boleterias del subte solo vendiron boletos para viajar en tren y los vinetas fueron cubiertas con telas y luego con pintura. Las boleterias de los cines de a poco volvieron a estar concurridas... Ademas las superproducciones de Hollywood comenzaron a llegar y con ellas, la epoca de oro del cine... El cine subterraneo paso al olvido muy pronto. La primera guerra mundial atrajo toda la atencion y hoy en dia nadie sabe acerca de lo que paso en la linea A Playa de Mayo/Congreso... Si uno lee diarios de la epoca, encontrara notas al respecto, pero quien lee diarios de aquel tiempo! Si el pasajero presta atencion al viajar en la linea A, todavia pueden verse alguna que otra vineta sobresaliendo apenas de la pared. No mucho ha cambiado alla abajo, los gobiernos pasan, los subtes quedan. Solo unas capas de pintura erosionadas una y otra vez cubren aquellos recuerdos. Vestigios de otro mundo, Epocas de vacas gordas y tirar manteca al techo... Olvidados para siempre... Lastima, se me hace que el tren subterraneo cinematografo seria una muy buena atraccion en algun parque tematico de Florida o California...

No hay comentarios:

Publicar un comentario