Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 12 de marzo de 2009

Maradona, parte de nuestra identidad...

Diego aunque ya no juegue, sigue siendo "Dios" en el fútbol mundial. Representa lo bueno y lo malo de Argentina, todo en uno. Maradona es tan grande que se derrumba y la multitud lo proteje para que vuelva a brillar. Admiro a Diego porque me hizo muy felíz en el 86`y no solo a mi, sino a miles de argentinos. Sudor, lágrimas y un tobillo más grande que un melón, no lo detenían para lograr la consagración. Puteó a los italianos cuando nos silvaron el himno y lo entonaba con el pecho inflado como un gallo de riña. El "10" sabe lo que es pelearla desde abajo, podemos estar de acuerdo o no con sus opiniones pero cada uno dice lo que siente. El nos representó y representa en el mundo, defendiendo a mi bandera con uñas y dientes. Ningún futbolista famoso denunció como él, a los amos del poder y la política. Es un "Dios" sucio, pecador, el más humano de los "Dioses". Es una bendición de Dios haber visto al jugador y recibir al héroe en el cielo de los hombres. Tenerlo con nosotros, verlo jugar, gozar con él; será supongo como haber estado en la primera fila escuchando a Los Beatles. De Maradona se realizaron: tatuajes, posters, cosméticos, figuras, postales, estampillas, muñecos, tarjetas telefónicas, poesías, música, libros, revistas, camisetas, vídeos, películas, bebidas, hasta museos e iglesias. El "Diego" fué el mejor, no solamente porque jugaba mejor que los demás. Había algo espiritual que salia de su presencia en la cancha, solo con estar ahí sus compañeros parecían tener más confianza en ellos mismos, trasmitía tranquilidad cuando jugaba. Su carisma era tal que no se podía describir, me siento orgulloso de que lleve la camiseta de mi país, porque veía en los rivales el terrible "cagazo" que le tenían a ese "enanito" que le pasaba el trapo a todos. Antes de jugar con él los rivales se turnaban en la cancha para tener una foto con Diego ,luego del partido le pedían autógrafos como si fuera un semi "Dios". Por todo lo que me diste como jugador solo puedo darte las gracias, por la alegría, la emoción, por las risas, las lágrimas; gracias por los tacos, las rabonas, los enganches, las pisadas; gracias por los goles, los pases, los toques, por los "huevos"; gracias por aquél gol... qué gol? el de la mano, gracias por aquél otro, cuál?, cuál va a ser!...el mejor de todos los tiempos! Gracias Diego por ver lo imposible adentro de una cancha, pero sobre todo gracias por lo que es imposible escribir y describir. Gracias fútbol por elegirlo entre todos los deportes, gracias linda pelota por amarlo tanto y dejarte amar así. GRACIAS DIEGO!, GRACIAS por ser ARGENTINO!!!...

2 comentarios:

  1. hola Maxi. Una grata sorpresa saber qze tenes un blog. Voy a seguirlo y a comentar...
    Un abrazo desde Berlin!
    Sebastian

    ResponderEliminar
  2. jaja todo villada a pleno,yuliiiiiiii te sigo a donde vayas, jaja besos y te quiero mucio

    ResponderEliminar